CEPE-ONU -- Declaración de Viena de ECO-Forum Europa ante la Tercera Reunión de las Partes del Convenio de Aarhus: ¡Usa el Convenio de Aarhus para promover una democracia real! (Facilitada por AJÁ gracias al apoyo de la Fundación Biodiversidad)

¡USA EL CONVENIO DE AARHUS PARA PROMOVER UNA DEMOCRACIA REAL!

Declaración de Viena de ECO-Forum Europa ante la Tercera Reunión de las Partes del Convenio de Aarhus.

(Traducción al español realizada por la Asociación para la Justicia Ambiental-ELAW España: Centro de Recursos para el Acceso a la Justicia Ambiental)

Nosotros, xxx organizaciones no gubernamentales y representantes de la sociedad civil de xxxx países de Europa, el Cáucaso y Asia Central, acordamos, durante la Reunión Estratégica sobre Aarhus de ECO-Forum Europa, celebrada el 17 y 18 de diciembre de 2007 en Viena, las siguientes recomendaciones políticas y prioridades para lograr la aplicación efectiva y fortalecimiento del Convenio de Aarhus.

Enfatizamos que la aplicación del Convenio de Aarhus y el desarrollo de las iniciativas asociadas a la misma resultan críticas para la protección del medio ambiente y de los derechos de la gente, y para asegurar el desarrollo sostenible, incluidas la paz y el bienestar de las generaciones presentes y futuras.

Una información completa y correcta, una participación significativa del público y una responsabilidad absoluta de las autoridades públicas y de las empresas proporcionan más poder a la gente y hacen de la democracia una realidad. Además, el derecho de los ciudadanos y ciudadanas a una aplicación correcta del derecho ambiental sustantivo y procedimental conlleva mejoras importantes en el estado de derecho.

En esta declaración instamos a las Partes, y a otros gobiernos pan-Europeos, a adoptar los siguientes pasos específicos para fortalecer el papel del Convenio:

A. Ratificaciones y accesiones

1. Instamos a las Partes a que:

a. Si no lo han hecho aún, se aseguren, sin el menor retraso, de ratificar o acceder al Protocolo de Kiev sobre Registros de Emisiones y Transferencias de Contaminantes.
Los registros nacionales de emisiones y transferencias de contaminantes son importantes para aumentar la responsabilidad corporativa, reducir la contaminación y aumentar la protección ambiental. Las comunidades puedes usarlos para evaluar los impactos de las instalaciones en sus vecindarios, mientras que los gobiernos pueden controlar y mostrar patrones de contaminación y cumplir con la legislación ambiental,

b. Si todavía no lo han hecho, se aseguren, sin el menor retraso, de ratificar o acceder a la Enmienda sobre Organismos Genéticamente Modificados del Convenio.
El Convenio original excepcionaba de la participación del público las decisiones relativas a los organismos modificados genéticamente. La Enmienda soluciona esto, aunque de forma conciliada. Los últimos tres años han mostrado un proceso de ratificación lento; cualquier otro retraso de la entrada en vigor de la Enmienda es absolutamente inaceptable. No se requieren esfuerzos legislativos considerables, al menos en lo que respecta a los estados miembros de la Unión Europea, para ratificar la Enmienda, y, en cuanto al resto de los países, el contenido de la Enmienda es un elemento esencial de los marcos nacionales de bioseguridad.

c. Si no lo han hecho aún, asegurarse, sin mayor retraso, de ratificar o acceder al Protocolo de Kiev de Evaluación Estratégica Ambiental al Convenio Espoo.
Este Protocolo fue iniciado por los firmantes del Convenio de Aarhus para expandir, en parte, el Artículo 7 del Convenio de Aarhus. El Protocolo regula de forma más detallada los procedimientos de participación del público en cuanto a los planes y programas, incluyendo los relativos a los impactos sobre la salud. La implementación del Protocolo resuelve algunas deficiencias existentes en muchos países en cuanto a una participación del público efectiva, en tiempo y equitativa en las decisiones relativas a planes y programas relativos al medio ambiente.

2. Instamos a todos los países de la región pan-Europea a aplicar de hoy en adelante las normas y disposiciones establecidas en estos tres instrumentos, legalmente vinculantes, mientras se produce su entrada en vigor. Los tres son un importante resultado del proceso del Convenio de Aarhus que contribuye a la democracia ambiental y proporciona un papel adecuado a las ciudadanas y ciudadanos en la adopción de una política ambiental efectiva.

3. Instamos a las Partes a asistir a aquellas potenciales Partes de Aarhus que enfrentan problemas específicos de implementación debido al reto planteado por el estado de desarrollo de sus países.

4. Más aún: instamos específicamente a Irlanda y Suiza a ratificar el Convenio de Aarhus inmediatamente, y a Bosnia/Herzegovina, Montenegro, Rusia, Serbia, Uzbekistán y Turquía a acceder lo antes posible.
El Convenio de Aarhus fue acordado en el marco del proceso “Medio Ambiente para Europa”. Un proceso de cooperación orientado al futuro en el que participan todos los países de la región pan-Europea con el fin de afrontar conjuntamente nuestros principales problemas ambientales. La democracia ambiental es un instrumento esencial para lograr un éxito duradero ya que contribuye al desarrollo sostenible. Los países que niegan a sus gentes los derechos recogidos por el Convenio están minando el desarrollo sostenible en su región y distorsionando la agenda común de este proceso.

B. Mantener el carácter abierto y participativo del Convenio

5. Instamos a las Partes a aprobar Normas de Procedimiento y Mecanismos de Revisión de Cumplimiento para el Protocolo sobre Registros de Emisiones y Transferencias de Contaminantes que sigan la práctica establecida en el Convenio.
Privar a las ONGs de su estatus de observadoras en el Bureau y de su derecho a nominar directamente candidatos para el Comité de Cumplimiento es una clara separación de los principios de transparencia y participación de Aarhus.

6. Instamos a los Estados Miembros de la UE a que cesen de minar la transparencia en los trabajos del Convenio y se abstengan de celebrar reuniones de coordinación a puerta cerrada, al menos, en cuanto al trabajo relativo al Convenio se refiere.
Las negociaciones a puerta cerrada de un selecto número de las Partes son una violación de los principios de Aarhus y envían una mala señal a los países de fuera de la UE y de Europa que ven el Convenio como un ejemplo de democracia. Este secretismo no tiene ningún sentido dentro de un proceso de no confrontación y mina los conceptos de transparencia y responsabilidad de las autoridades públicas. Además, crea una inequidad inaceptable entre aquellas Partes que son miembros de la UE y las que no lo son.

C. Mejora de la aplicación y cumplimiento del Convenio

7. Nos preocupa comprobar la evidencia en muchas de las Partes de graves defectos en la aplicación del Convenio. Instamos a las Partes a tomar en serio las críticas de las ONGs ambientales, críticas recogidas en el estudio del EEB sobre la aplicación del Convenio en 20 de los Estados Miembros de la UE (publicado en octubre de 2007), los Informes Alternativos de Cumplimiento de diversas organizaciones ambientales (que se harán públicos a primeros del 2008) y estudios anteriores realizados por Access Initiative (Iniciativa de Acceso) y por Justice & Environment (Justicia y Medio Ambiente).

8. Urgimos a las Partes a crear una atmósfera positiva para la democracia ambiental entre el funcionariado y la judicatura como requisito para crear una mejor y más respaldada protección del medio ambiente y del desarrollo sostenible.

9. En línea con el Convenio, instamos a las Partes a crear o fortalecer un fondo para la participación del público y el acceso a la justicia para que los grupos ciudadanos puedan ejercer los derechos reconocidos por Aarhus, en particular en lo que atañe a la movilización de la pericia técnica y legal necesaria para lograr una participación significativa en decisiones relativas al medio ambiente y para obtener decisiones de los tribunales en temas relativos al medio ambiente. Así mismo, debe establecerse un fondo internacional Aarhus, para apoyar a los mencionados fondos nacionales de aquellos gobiernos que comparativamente cuentan con menos recursos financieros.
Una posible fuente de financiación podría ser, teniendo en cuenta el principio: “quien contamina paga”, una exacción sobre los proyectos en un porcentaje del 0,1 % de su coste cuando los mismos estén sometidos a procedimientos de participación pública.

10. En cuanto al acceso a la información ambiental, insistimos en particular en la creación de la infraestructura necesaria para dar apropiada respuesta a las solicitudes presentadas por el público dentro de los plazos establecidos. También exigimos una estricta aplicación del artículo 2. c) del Convenio en el caso de que se privaticen los servicios de información: cualquier persona física o jurídica que ejerza responsabilidades públicas o suministre un servicio público bajo el control de una autoridad pública deberá respetar del todo la transparencia garantizada por el Convenio.

11. Instamos a que se adopten mejoras decisivas en la aplicación y cumplimiento del segundo pilar del Convenio. Las ONGs enfrentan graves obstáculos en esta área, en particular en lo que respecta a la participación del público en los procedimientos de evaluación de impacto ambiental. Instamos a las Partes a iniciar un Grupo de Trabajo que investigue y trabaje sobre dichas deficiencias. Se insta a las Partes a crear comités nacionales de control, en los que las ONGs jueguen un importante papel, que hagan seguimiento del cumplimiento del segundo pilar y aconsejen sobre las mejoras.
Los problemas con la Evaluación de Impacto Ambiental incluyen el uso restringido del concepto de “público interesado”, por ejemplo, excluyendo del mismo a los grupos informales. A menudo, la participación en una fase temprana es imposible, debido, a menudo, a la ausencia de suficientes anuncios sobre el inicio del procedimiento y, también, debido a la brevedad de los plazos otorgados para participar, y los costes elevados son otro de los problemas. Además, la mayor parte de las veces los comentarios de las ONGs no se toman en consideración. Las Autoridades Públicas, a menudo, ni siquiera están suficientemente equipadas para facilitar una participación del público significativa. Finalmente, cuando se deniega la participación del público, éste a menudo no encuentra remedio a través de los medios judiciales.

12. Instamos a las Partes a adoptar las medidas legales y presupuestarias necesarias para garantizar que se proporcionan remedios efectivos para acceder a la justicia y que los procedimientos de acceso, son de hecho: objetivos, equitativos, rápidos y de un coste no prohibitivo. En particular, insistimos en la aplicación efectiva del Artículo 9.3 del Convenio de Aarhus, que exige que las ONGs y los miembros del público puedan iniciar procedimientos de revisión de los actos y omisiones que vulneren el derecho ambiental nacional.
La ausencia de un acceso a la justicia efectivo, tercer pilar del Convenio de Aarhus, ha sido y continúa siendo nuestra gran preocupación. La información se suministra a veces, la participación del público se fomenta a veces, y los otros derechos se respetan a veces. Pero en los países o situaciones en los que los derechos de la democracia ambiental no se respetan, hay muy poco que la gente pueda hacer, a no ser que tenga acceso a la justicia, acceso que es a menudo impedido de forma efectiva. En estos casos no puede verse el Convenio de Aarhus asentado sobre tres pilares, sino sobre dos pilares y otro derruido. También lamentamos profundamente la marcha atrás llevada a cabo por diferentes países respecto a la legitimación activa de las ONGs y los miembros del público en el acceso a la justicia.

13. El Grupo de Tareas de Acceso a la Justicia de Aarhus debe convertirse en un Grupo de Trabajo con mandato expandido, centrado en la consecución de acuerdos prácticos entre las Partes para retirar las barreras a la justicia, en la creación de un sistema de acuerdos financieros para apoyar a las ONGs que busquen la aplicación del Convenio y de la legislación ambiental, y que ofrezca asesoramiento y centros de litigio legal en aquellos países donde le resulta más difícil a la gente y a sus organizaciones acceder a los tribunales.
Si las Partes no desean tomar estas medidas, les pedimos que dejen de pretender que existe realmente un tercer pilar.

D. Mejorar la efectividad del Procedimiento de Cumplimiento

14. Pedimos un decidido respaldo al trabajo del Comité de Cumplimiento, que ha sido hasta ahora un factor crucial en llamar la atención sobre las debilidades de la aplicación y en buscar soluciones constructivas.

15. Instamos a los gobiernos de Kazajstán, Turkmenistán y Ucrania a cumplir, de una vez, con las recomendaciones del Comité aprobadas por la 2ª Reunión de las Partes en el 2005.

16. Instamos a las Partes a fortalecer el procedimiento de cumplimiento añadiendo al mandato del Comité o del Bureau del Convenio el seguimiento de la implementación de las recomendaciones, para así proporcionar guía y asistencia en tiempo a las Partes afectadas, con la posibilidad de establecer sanciones para aquellas Partes que ignoren las conclusiones del Comité de Cumplimiento una vez confirmadas por la Reunión de las Partes.

E. Aplicación de las Directivas de Almaty

17. Reiteramos la obligación de las Partes, establecida en el artículo 3.7, de promover la aplicación de los principios del Convenio de Aarhus en otros foros internacionales.

18. Pedimos a las Partes que se aseguren de que sus representantes en todos los órganos internacionales que trabajen sobre temas relativos al medio ambiente conozcan el Convenio de Aarhus y las Directivas de Almaty y de que reciben instrucciones de cumplirlos cuando sea necesario (teniendo para ello en cuenta las recomendaciones de las ONGs), buscando la cooperación con las otras Partes.

19. Instamos a las Partes a continuar y fomentar este proceso mediante iniciativas guiadas por un Grupo de Tareas.

20. Instamos a las Partes a aplicar los principios de Aarhus dentro del marco del Convenio Espoo y del Protocolo de Evaluación Estratégica Ambiental y a establecer un Comité de Cumplimiento independiente, aplicando el procedimiento de cumplimiento de Aarhus a estos dos instrumentos legales vinculantes.

21. Se dan solapamientos importantes entre el Convenio Espoo, el Protocolo de Evaluación Estratégica Ambiental y los artículos 6 y 7 del Convenio de Aarhus. Es crucial que los dos Convenios trabajen más unidos. Reconocemos los esfuerzos realizados por varias Partes y por las Secretarías para organizar el provechoso taller sobre el tema en Sofia en diciembre de 2007. Instamos a las Partes y a las Secretarías a continuar coordinando actividades utilizando los principios de Aarhus y estableciendo un grupo de trabajo en el seno de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas.

22. Urgimos a todas las Partes a usar su influencia en las Instituciones Financieras Internacionales que operan en el área de Aarhus – instituciones tales como el Banco Mundial, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, el Banco Europeo de Inversiones y otras – para diseñar y aplicar prácticas bancarias y operaciones crediticias que cumplan fielmente con el Convenio de Aarhus y para cancelar cualquier facilidad de crédito que viole el espíritu o la letra del Convenio de Aarhus.

F. Mejora de las prácticas seguidas en la elaboración de los informes para la 4ª Reunión de las Partes

23. Instamos a las Partes a tomarse en serio, completamente y en plazo, los requisitos acordados para la elaboración de los informes de cumplimiento, cumpliéndolos a tiempo para la 4ª Reunión de las Partes.
ECO-Forum Europa encontró importantes deficiencias en el proceso de preparación de los Informes Nacionales de Cumplimiento elaborados para la 3º Reunión de las Partes. Algunas Partes no llegaron a preparar sus informes. Otras sólo empezaron a prepararlos después de que fueron alertadas por las ONGs. En la mitad de los casos las ONGs no tomaron parte en una fase temprana del proceso de elaboración, y en la mitad de los casos las ONGs no vieron que sus comentarios se tuvieran en cuenta. Así pues, concluimos que estos informes no reflejan la realidad.

G. ¡No debiliten el Plan Estratégico de Largo Plazo!

24. Apoyamos el Plan Estratégico de Largo Plazo tal y como fue presentado a la Octava Reunión del Grupo de Trabajo de las Partes el 31 de octubre de 2007. Instamos decididamente a las Partes a abstenerse de debilitar este Plan.

25. Consideramos que los objetivos de cumplimiento de este borrador son adecuados en cuanto a los sujetos a los que se dirigen e instamos a las Partes a asegurarse de que las acciones asociadas a los mismos se aplican. En particular, subrayamos la necesidad de realizar permanentemente acciones de capacitación, concienciación y promoción del Convenio dirigidas a las autoridades públicas y la judicatura en todos los niveles. La Secretaría de Aarhus debe continuar jugando un papel esencial en la coordinación y organización de estas actividades de capacitación.

26. Apoyamos los objetivos de ofrecer a más países la accesión al Convenio, incluyendo a aquellos países ajenos a la región de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas, porque, de cumplirse adecuadamente, Aarhus puede ser un instrumento de gran importancia para la democracia ambiental y el desarrollo sostenible en todo el mundo.

27. Apoyamos en particular la visión y las acciones propuestas en cuanto al ulterior desarrollo del Convenio. El Convenio incluye conceptos y disposiciones ambiguos y vagos, que minan una consecución efectiva de la democracia ambiental. Necesitamos instrumentos que clarifiquen y fortalezcan los requerimientos de la participación del público en las decisiones relativas a planes, programas y políticas, así como en lo relativo al acceso a la justicia.

28. Deben incorporarse al Convenio las políticas relativas a los productos, incluyendo la participación en las decisiones relativas a la estandarización.

29. Apoyamos decididamente que la propuesta busque un ámbito más amplio para el Convenio, de manera que a todas las dimensiones del desarrollo sostenible se le apliquen los mismos principios de transparencia, participación y responsabilidad.

30. Aplaudimos el trabajo realizado por la Secretaría actual y su equipo, e instamos a las Partes a garantizar que el Convenio tenga una Secretaría suficientemente equipada en el futuro, capaz de implementar las decisiones tomadas por las Partes y el Bureau.

Los archivos adjuntos: 
Países y Regiones: 
Tipo de recurso: