International Service for the Acquisition of Agri-Biotech Applications, Inc. v. Greenpeace Southeast Asia (Philippines)

International Service for the Acquisition of Agri-Biotech Applications, Inc. v. Greenpeace Southeast Asia (Philippines), G.R. Nos. 209271, 209276, 209301 & 209430 (8 de diciembre de 2015)
La Corte Suprema de las Filipinas

La Corte Suprema de las Filipinas, sostuvo el fallo de un tribunal de primera instancia invalidando una orden administrativa rigiendo la importación y liberación de organismos genéticamente modificados (OGMs) en las Filipinas.

La Corte Suprema, abordó una gama de asuntos, desde la legitimación procesal y la falta de pertinencia, a la aplicación del principio cautelar.  En cuanto a las reivindicaciones procesales de los(as) demandantes que el caso no tenía pertinencia y era ‘académico’ debido a que toda prueba de campo se había suspendido,  la Corte Suprema falló que el interés público primordial en el caso, y el hecho de que los asuntos legales eran capaces de repetición, pero evitando revisión, justificó la revisión de la Corte del caso.  Página 38.  La Corte, además señaló que los(as) demandantes tenían justificación en pedir una revisión judicial, debido a que el marco administrativo biotecnológico no “provee un remedio rápido, o adecuado”.  Página 40.

La decisión, explica la controversia actual sobre los OGM, y en particular, los cultivos comestibles genéticamente modificados utilizados para el consumo humano.  Recurriendo a investigaciones y estudios de caso provenientes de todas partes del mundo, junto con el testimonio de peritos(as), la Corte Suprema falló que existía consenso sobre la seguridad de Bt talong para los humanos y para el medio ambiente, señalando, “[e]stos puntos de vista divergentes de científicos(as) locales, reflejan el debate internacional continuo sobre los OGM y los distintos grados de aceptación de la tecnología GM por los estados. . . .”  Página 69.  La Corte, además advirtió que las “incertidumbres generadas por los hallazgos científicos opuestos, o por las investigaciones insuficientes, no se reducen debido al uso extenso en la actualidad de la tecnología GM en la agricultura”.  Página 70.

Analizando los reglamentos actuales en materia de bioseguridad en las Filipinas, la Corte Suprema falló que la Orden Administrativa (DAO) 08-2002 era deficiente, debido a que carece de estipulaciones para realizar la consulta pública significativa, participativa y transparente previo a la realización de pruebas de campo, y no contiene mecanismos que requieren que los(as) solicitantes que desean importar o liberar los OGM cumplan con normas internacionales de bioseguridad.  Páginas 89-91.  La Corte, además falló que los(as) funcionarios(as) deberían de haber cumplido con los procedimientos de las evaluaciones de impacto ambiental (EIA) previo a aprobar la liberación de Bt talong.  Páginas 91-92.

Invocando el principio cautelar, la Corte Suprema bloqueó más pruebas de campo de Bt talong, hasta no fortalecerse los sistemas reglamentarios que rigen la importación y liberación de los OGM.  “Cuando estas características – incertidumbre, la posibilidad de daños irreversibles y la posibilidad de daños graves – coinciden, el caso a favor del principio cautelar es el más fuerte.  Ante la duda, casos deben ser resueltos a favor del derecho constitucional a una ecología equilibrada y sana”.  Página 100.  La Corte procedió a invalidar la DAO 08-2002, y exigió solicitudes para el uso contenido, las pruebas de campo, la propagación y comercialización y la importación de todo OGM, hasta no adoptar una nueva orden administrativa.  Página 102. 

Los archivos adjuntos: 
Fecha del Recurso: 
Thursday, January 15, 2015
Países y Regiones: 
Tipo de recurso: